WebMail Twitter WebMail Facebook WebMail Correo Contáctenos Contáctenos

Areas - Jovenes - Artículo



18 DE MARZO DEL 2013

BELLEZA EN LA SENCILLEZ
Al Señor le gusta todo lo que es hermoso. El creó todo perfecto, combinó los colores y formas en una forma exquisita y toda la creación es una muestra de su elevado sentido de la belleza.

Al hombre, que es la corona de la creación, le fue dada una bellísima forma y fue provisto de rasgos delicados y atractivos. Hay ojos de distintos colores: azules, verdes, castaños, negros, color miel o almendra, cabellos de diversas tonalidades que van del negro azabache al rubio albino. Cada forma y color tiene su propia belleza y su propio cometido.

Para el Señor la belleza se halla en la sencillez, pero el hombre nunca está contento con lo que tiene y siempre trata de obtener algo distinto o de cambiar su condición. Tanto mujeres como hombres pueden teñirse el cabello a su gusto, la cirujía estética puede cambiar los rasgos faciales de una persona de acuerdo a su capricho, y la ciencia ha llegado a la más grande aberración realizando el cambio de sexo de un individuo. La moda ha entrado en el mundo como un arte que concentra su interés en la apariencia exterior del ser humano. Cuando el hombre perdió la luz que lo rodeaba y que reflejaba la gloria de Dios y cubría su desnudez, corrió a hacerse delantales de hojas de higueras. Desde aquel día nefasto el hombre trata de cubrir su vergüenza de diferentes maneras y así los grandes modistos se han vuelto ricos y famosos a expensas de la estupidez del ser humano.

Mayormente las mujeres son víctimas de esta gran empresa satánica: la industria de la moda y el vestuario. Cada dos años la moda cambia, de modo que lo que uno tiene no se pueda ya usar por ser considerado "pasado de moda" y la gente se vea obligada a adquirir el "último grito de la moda". Los estilos, las formas, los colores cambian constantemente y la gente, sobretodo las mujeres, malgastan mucho tiempo, dinero y energía consultando figurines de moda, yendo a las grandes tiendas o boutiques especializadas, y hasta trabajando horas extras para poder adquirir la "nueva creación." No solo las ropas cambian periódicamente, sino también el peinado. A veces una cantante popular, una actriz o una princesa, marca la línea de cómo se peinarán o vestirán las mujeres en todo el mundo. A veces la moda marca las curvas del cuerpo femenino hasta el punto de la provocación sexual, otras veces el vestido tiene más la apariencia de una bolsa de patatas, otras veces cubre el cuerpo por entero y la falda se arrastra por el suelo, cuando no se llega al extremo de exhibir los muslos y más allá, si no se tiene cuidado. Los escotes se alzan hasta el mentón o bajan hasta mostrar la línea de separación de los senos. Los estilos van de la total extravagancia y provocación, hasta la apariencia ingenua e inocente. A veces tanto los hombres como las mujeres usan el mismo estilo de ropas y peinado, llamado unisex, y uno se ve enfrentado con lo que se podría llamar el tercer sexo o una especie de hermafrodita. ¿Es todo esto de acuerdo a la voluntad de Dios? Isaías expresa claramente cómo ve Dios este tipo de comportamiento y vestimenta vana.

La vestimenta tiene una gran influencia sobre el carácter y la personalidad de la gente. Las mujeres caminan altivas contorneando las caderas mientras llevan faldas con grandes tajos

   MAS ARTICULOS
       
            [ Volver a la página anterior ]

 

TWITTER
FACEBOOK
Lecciones Bíblicas
 Lección Adultos  Lección Niños  Otros
  Siguenos en
Redes Sociales
AMINIASDIMOR - Asociación Misionera Internacional - Iglesia Adventista del 7mo Día. Movimiento de reforma - Unión Peruana
Jr. Jesus de Asin N.624 Urb. Villacampa - El Rimac - Lima - Perú
Telefono: 4814093 e-mail:unionperuana@aminiasdimor.org