WebMail Twitter WebMail Facebook WebMail Correo Contáctenos Contáctenos

   Recursos - Sermones



26 DE FEBRERO DEL 2013

DOS PALABRAS QUE HACEN LA DIFERENCIA
Hay una parte de la Regla de Oro que casi siempre pasamos por alto. Es la expresión “por eso”. Estas palabras son las que hacen la diferencia. ¿Por qué?

Porque esta expresión nos conecta con la fuente de poder que ilumina la Regla y la hace funcionar.

Aquí está la Regla junto con el versículo anterior:

"Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden? Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos" (5. Mateo 7:11, 12).
¿Por qué debemos tratar bien a las demás personas? Este pasaje nos aclara la razón: es porque Dios nos trata bien a nosotros. ¿Por qué nuestra conducta hacia otros no debe depender de la forma como ellos se han portado con nosotros? Porque Dios nos ha tratado mucho mejor que lo que merecemos, derramando su amor en nuestros corazones (Romanos 5:5). "Así como Cristo os perdonó -dice el apóstol-, así también hacedlo vosotros" (Colosenses 3:13).
Los cristianos a veces empleamos el término "justificación por fe". De esto precisamente estamos hablando aquí. Este término, que a lo mejor suena como algo complicado, en realidad es muy sencillo. Significa que Dios, a través de Jesucristo, nos ha abierto la puerta al perdón, de modo que podemos ser perdonados sin merecerlo. Por este maravilloso regalo todos los demás dones de Dios son derramados en nuestra vida. Cuando por fin llegamos a comprender y a aceptar esta verdad, se apoderan de nosotros sentimientos inexpresables de gozo y "la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento" (Filipenses 4:7).
Esto no es simplemente una teoría o una idea bonita. Es completamente real y es lo que hace posible para nosotros perdonar de una manera profunda e incondicional a las personas que nos han lastimado, ser bondadosos sin tener un motivo egoísta y amar sencilla y sinceramente a las demás personas.
Uno de los libros de mayor venta en el siglo XX fue Cómo ganar amigos de Dale Carnegie. Es un manual de relaciones humanas basado en principios de egoísmo y manipulación. Su mensaje es: Hay que tratar bien a la gente, felicitarla y hacerla sentir bien, porque si lo haces te va a dar lo que quieres y te ayudará a avanzar en la vida. Lo más que podemos esperar como resultado de esta filosofía es ocultar o disimular parcialmente nuestras reacciones que son por naturaleza egoístas, revistiéndolas con un simulacro de cortesía. Pero, esperemos a que alguien nos haga algo serio, y todas esas estrategias explotarán en nuestra cara y verá cuán rápido nos convertimos nuevamente en tigres.
El verdadero perdón es posible solo y exclusivamente cuando somos conscientes de la profundidad del perdón que hemos recibido. Cuando realmente reconocemos que somos pecadores perdonados por la gracia infinita de Dios, nuestra arrogancia contra los que nos han ofendido desaparecerá y empezaremos a verlos como compañeros de viaje, como gente que, igual que nosotros, lucha contra el poder de una naturaleza caída. Entonces el verdadero perdón puede empezar a fluir. No hay otra manera.

Tomado del Libro: Los diez mandamientos de Loron Wade

   MÁS SERMONES
       
            [ Volver a la página anterior ]

Comentarios(0)

 
 

Deja tu Comentario


Para poder comentar debes estar registrado.
Email Darse de Alta
Contraseña
entrar
   Recuperar Contraseña

 

Buscador de Templos
   Departamento
   Provincia
   Distrito


Lecciones Bíblicas
 Lección Adultos  Lección Niños  Otros
 

 
AMINIASDIMOR - Asociación Misionera Internacional - Iglesia Adventista del 7mo Día. Movimiento de reforma - Unión Peruana
Jr. Jesus de Asin N.624 Urb. Villacampa - El Rimac - Lima - Perú
Telefono: 4814093 e-mail:unionperuana@aminiasdimor.org