WebMail Twitter WebMail Facebook WebMail Correo Contáctenos Contáctenos

   Recursos - Sermones



26 DE FEBRERO DEL 2013

CONSIGUIENDO ALGO POR NADA
La manifestación más peligrosa del síndrome de algo por nada es cuando tratamos de aplicarlo a nuestra relación con Dios.

Debo admitir que esta es una idea que puede confundir porque la Biblia dice que la salvación es gratuita, es una "dádiva". Este es el mensaje esencial del evangelio. Las buenas obras no son una moneda para comprar la salvación.

El problema viene cuando algunas personas llegan a la conclusión de que las buenas obras no tienen importancia. O que podemos escoger los mandamientos que más nos agradan o que nos parecen los más fáciles, diciendo que los demás están cubiertos por la gracia. Pero, ¿acaso podemos creer que tenemos salvación si tratamos con desprecio lo que Dios nos ha ordenado en su Palabra? ¿Realmente son Diez Mandamientos? ¿o serán Diez Sugerencias, o Diez Opciones?

John MacArthur contesta en forma elocuente: "El evangelio en boga hoy ofrece a los pecadores una falsa esperanza. Les dice que pueden tener la vida eterna y, a la vez, seguir viviendo en rebeldía contra Dios. Anima a la gente a decir que Jesús es su Salvador y, sin embargo, postergar el compromiso de obedecerle como su Señor. Promete salvarnos del infierno pero no necesariamente librarnos del pecado. Ofrece una falsa seguridad a los que quieren seguir practicando los pecados de la carne mientras desprecian el camino de la santidad. Al separar la fe de la fidelidad, enseña que un asentimiento intelectual vale tanto como una sincera obediencia a la verdad".

"Gracia barata" fue el término empleado por Dietrich Bonhoeffer. No mucho antes de su muerte a manos de la Gestapo, escribió: "La gracia barata es predicar perdón sin arrepentimiento, bautismo sin disciplina, comunión sin confesión, absolución sin contrición. Gracia barata es gracia sin discipulado, gracia sin la cruz, gracia sin Jesucristo viviendo y encarnado en nosotros".

La gracia es el corazón del evangelio; significa que podemos llegar a Cristo tal cual somos, sin esperar hasta que seamos buenos. Significa que no tenemos que venir con la cabeza agachada, aun cuando nuestra hoja de calificaciones esté toda fea y manchada con el registro de nuestros errores y fracasos. Por increíble que parezca, el evangelio dice que podemos venir "con confianza" (Hebreos 4:16).

Pero esta asombrosa gracia, ¿acaso tiene como su propósito darnos confianza para seguir pecando? El apóstol Pablo sabía que algunas personas pensaban de esta manen, así que les preguntó: "Qué diremos, entonces? ¿Continuaremos en pecado para que la gracia abunde?" (Romanos 6:1).

Una de las respuestas más elocuentes que haya leído vino de la pluma de un hombre muy sencillo. Berkley Jones fue un criminal amargado y peligroso, considerado incorregible por las autoridades penales en el estado de Oregon. Pero un día maravilloso, el Señor Jesucristo entró en su corazón, y cuando esto sucedió, todo cambió. Más tarde, Berkley escribió que alguien había preguntado si a veces sentía deseos de volver a la vida que tenía antes.

   MÁS SERMONES
       
            [ Volver a la página anterior ]

Comentarios(0)

 
 

Deja tu Comentario


Para poder comentar debes estar registrado.
Email Darse de Alta
Contraseña
entrar
   Recuperar Contraseña

 

Buscador de Templos
   Departamento
   Provincia
   Distrito


Lecciones Bíblicas
 Lección Adultos  Lección Niños  Otros
 

 
AMINIASDIMOR - Asociación Misionera Internacional - Iglesia Adventista del 7mo Día. Movimiento de reforma - Unión Peruana
Jr. Jesus de Asin N.624 Urb. Villacampa - El Rimac - Lima - Perú
Telefono: 4814093 e-mail:unionperuana@aminiasdimor.org